Sintonízanos

90.9 Talca, 92.1 Molina
1090 AM Valle Central

El 2021 es el cuarto año más seco: MOP alerta que es «la peor situación hídrica que hemos experimentado en nuestra historia

Ante la llegada del verano, el titular de la cartera, Alfredo Moreno hizo un llamado «a moderar el consumo de agua». En tanto, la DMC alertó que entre diciembre y febrero, habrán temperaturas máximas por sobre los rangos de normalidad.

Llegó el verano y las autoridades están más preocupadas que nunca. Así lo reconoció el ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno, quien dio a conocer, junto a la encargada de la Oficina Servicios Climáticos de la Dirección Meteorológica de Chile (DMC), Catalina Cortés, el balance hídrico de los últimos 12 meses y las proyecciones del próximo trimestre. «La pluviometría en nuestro país, en lo que va del año 2021, han consolidado al año 2021 como el cuarto año más seco desde que tenemos registro. Solamente, en los años 1968, 1998 y 2019 tuvimos menos lluvias que lo que hemos tenido este año, y por lo tanto, estamos completando 13 años de sequía. Nunca habíamos tenido más de cuatro años de sequía. Hemos tenido este año un tercio de la lluvia que debiésemos tener normalmente en la región Metropolitana», sostuvo el ministro Moreno.

En ese sentido, desde la DMC informaron que la situación de sequía es más severa en las regiones de Atacama y Coquimbo, con déficit entre 70% y 80%, y decrece hacia el sur. En las regiones de Valparaíso y Metropolitana el déficit de precipitaciones es entre 55% y 70%, mientras que en O’Higgins y Maule es cercano al 50%. En Santiago, este año cayeron 114 mm de precipitación, superior a los 82 mm del año 2019, pero muy inferior al 2020 cuando precipitaron 188 mm. En un año normal, la precipitación en la capital alcanzan 342 mm, es decir, el 2021 llovió solo un tercio de lo que se espera para un año promedio. En consecuencia de lo anterior, el 2021 se posiciona como el cuarto año más seco del registro, solo superando a los años 1968 (69,2 mm), 1998 (89,3 mm) y 2019 (82 mm). Adicional al déficit generalizado de precipitaciones, la acumulación de nieve registrada este año es aún más desfavorable. El déficit supera el 50% en todas las regiones entre Atacama y Maule (ambas inclusive), alcanzando incluso el 100% en Coquimbo, y más del 85% en las regiones de Valparaíso y Metropolitana. «Si nos vamos a la proyección para el año que sigue, para diciembre, enero y febrero, la proyección no es muy alentadora, ya que típicamente en los meses de verano suele llover mucho menos y es lo que se refleja en nuestro pronóstico: Desde la región del Maule a Los Lagos, estaríamos esperando lluvias por debajo de los rangos de normalidad», detalló la meteoróloga de la DMC, Catalina Cortés. Altas temperaturas y consumo de agua Acorde con la DMC, las temperaturas aumentarán en la mayoría de las regiones del país: «Se pronostica en cuanto a las temperaturas máximas una condición sobre lo normal en casi todo el país, a excepción de la costa norte y de la región de Magallanes. Esto implica, por ejemplo, que para Santiago debiésemos registrar un promedio de más de 30°C durante este trimestre». «Actualmente, en distintas ciudades del país, tanto en la zona centro y en la zona sur, que estamos con ola de calor, y también la ciudad de Santiago tiene una ola de calor que podría extenderse por días, de cumplirse el pronóstico de temperaturas máximas extremas para lo que viene en las semanas siguientes», proyectó Cortés.